ufa2

Oviedo es una ciudad donde hasta los anarquistas son de derechas, y el único vándalo que la  puso patas arriba  fue Gabino de Lorenzo, crecimos acomplejados por que no tenemos playa, pero no se pre-ocupen esta debajo del polideportivo de Pumarín. Cada partido en casa del Oviedo Baloncesto es un oasis, en esta pequeña ciudad presidida por el gris atronador de lo politicamente correcto, capital artificial de una país que se puede ver de costa a costa subido en una banqueta. El partido de ayer siguió un mantra que ya recitamos de memoria, crecimiento, esfuerzo,orgullo,equipo,son el método para la locura colectiva que propone esta banda. Debajo del parqué esta la arena.

Todo se resuelve en el último cuarto, y todo lo que acontece previamente es una secuencia de actos, acciones y reacciones, que conducen inevitablemente siempre al mismo desenlace, la victoria. El Palencia cayó en la trampa de las barricadas locales, a pesar de los muchos fundamentos que exhibieron, quizás el mejor juego interior de la categoría, con un Rejon esplendido en el poste bajo (Urko desapareció secado por el calor de la defensa de Alvaro Muñoz). Aquí Guillermo Arenas aprendió la lección de Melilla, y las ayudas en defensa se dosificaron para evitar ese pase extra que nos acribilla desde el perímetro. Destaco también la dirección de Forcada que llevo la manija del encuentro, sus ausencias, fueron aprovechadas por el Oviedo Baloncesto para dinamitar un partido que volvió a estar perdido por momentos. Las barricadas cierran la calle pero abren un camino, y el equipo tiene su propio especialista en guerrilla urbana, un base anti-sistemas itinerante, pequeño pero grande, Ferran Bassas, estuvo soberbio, y fue una pieza clave del despertar para llegar vivos al último cuarto 64-64.

El Oviedo es un equipo de marineros suicidas, capaces de mantener un ritmo alto en defensa a pesar de una rotación de 8 hombres (llega un momento en que es injusto destacar a uno), que muy pocos equipos resisten, pueden parecer dormidos, agazapados en algún instante del partido, pero en un abrir de ojos ya nadie duerme. No duerme nadie en Pumarin, nadie, no duerme nadie. Convertida ya en una ciudad sin sueño y con playa, la visita a Oviedo se convierte en un repaso a todas tus debilidades para todos los equipos de la LEBoro, ayer el punto débil del Palencia era su segunda unidad que dejo escapar el partido (43-56) con un parcial 21-8 por parte del Oviedo Baloncesto y los precipito a la cuesta abajo del último cuarto donde nadie puede hacerle frente a este equipo, que se deslizo por la playa haciendo surf en la ciclogénesis colectiva que proponía el público hasta llegar a la orilla con un 82-76 en el marcador y tiempo para disfrutar de los acantilados.

La próxima semana visitamos Lleida (estaremos en directo como siempre retransmitiendo), con la esperanza de seguir disfrutando de la olas, preparan las toallas y las sombrillas, el agua es cristalina en la playa de pumarin, radio qk, la radio del baloncesto, volverá a montar su chiringuito una semana más para llevaros el sabor del océano del BA-LON-CES-TO a vuestras casas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>