Interesante debate de actualidad en el programa del Pistolero Zurdo. Al calor de la actualidad y los acontecimientos de estas últimas semanas se organizó una magnifica tertulia en la que participan varios miembros de la radio,entre ellos inciu de los capítulos,  el trobador,  chocolate blando y cholo de norte majara.

Si te aburren los contertulios habituales no te pierdas las reflexiones y argumentaciones de éste podcast.

puedes escucharlo en esta direcciónhttp://www.archive.org/details/ElPistolerozurdodebatedeactualidad o directamente en el reproductor de abajo

 

 

3 thoughts on “Debate de Actualidad en el Pistolero Zurdo

  1. En el caso de la India, la historia cuenta que la gente, bajo el liderazgo
    de Gandhi, desarrolló un movimiento masivo no violento, activo durante
    décadas e involucrado en protestas, desobediencia civil, boicots económicos,
    huelgas de hambre ejemplares y actos de no cooperación para hacer impracticable
    el imperialismo britànico. Sufrieron masacres y respondieron con un par de
    disturbios, pero, en general, el movimiento fue no violento y, después de perseverar
    durante décadas, lxs índixs ganaron su independencia, proporcionando un nada
    desdeñable sello de victoria a la causa pacifista. La historia es, en realidad, algo
    más complicada, en ella muchas de las presiones violentas también llevaron a los
    británicos a la decisión de renunciar. Los británicos habían perdido la habilidad
    de mantener el poder colonial después de perder millones de tropas y un gran
    número de recursos durante dos guerras mundiales extremadamente violentas,
    la segunda de las cuales devastó especialmente a la “madre patria”. Las luchas
    armadas de militantes árabes y judíos en Palestina, desde 1945 hasta 1948,
    debilitaron aún más al imperio británico, e hicieron que constituyera una clara
    amenaza la posibilidad de que lxs índixs abandonaran la desobediencia civil para
    tomar las armas en masa si los ignoraban; este hecho no puede ser excluido como
    un factor determinante para que los británicos tomaran la decisión de renunciar a
    la administración colonial directa.
    Nos damos cuenta de que esta amenaza es aún más directa cuando
    comprendemos que la historia del movimiento de independencia de la India como
    pacifista es un retrato selectivo e incompleto; la no-violencia no fue universal en la
    India. La resistencia al colonialismo británico incluyó la suficiente militancia para
    que el método Gandhiano fuera visto como una de las variadas formas efectivas de
    resistencia popular. Como parte del patrón universal distorsionado, lxs pacifistas
    borran aquellas otras formas de resistencia y ayudan a propagar la falsa historia
    en la que Gandhi y sus discípulos fueron el único timón de la resistencia India.
    Se ignoran importantes líderes militantes tales como Chandrasekhar Azad4, quien
    combatió en la lucha armada contra los colonos británicos; o revolucionarios tales
    como Bhagat Singh, quien ganó un apoyo masivo hacia los bombardeos y los
    asesinatos como parte de una lucha que quería lograr el “derrocamiento tanto del
    capitalismo índio, como del extranjero”5. La historia pacifista de la lucha índia no logra explicar el sentido del hecho de que Subhas Chandra Bose, el candidato
    militante, fuera elegido dos veces presidente del congreso nacional índio, en
    1938 y 19396. Por otro lado, Gandhi fue quizás la figura más singular, influyente
    y popular en la lucha por la independencia índia; la posición de liderazgo que
    asumió no siempre disfrutó del apoyo de las masas. Gandhi perdió mucho del
    apoyo de los índixs cuando “desconvocó al movimiento” tras los disturbios de
    1922. Cuando más tarde fue encarcelado por los británicos: “en la Índia no se
    levantó ni un murmullo de protesta”7. Resulta significativo que la Historia recuerde
    la lucha de Gandhi por encima de todas las demás, no porque representara la
    voz unánime de la India, sino por toda la atención que la prensa britànica le dió
    al ser incluido en importantes negociaciones con el gobierno colonial británico.
    Cuando recordemos que la Historia la escriben los victoriosos, otro velo del mito
    de la independencia índia se retirará.
    El aspecto más lamentable de la reivindicación de lxs pacifistas de
    que la independencia de la Índia sea una victoria de la no violencia, es que esta
    reivindicación juega un papel en la elaboración de una Historia que sirva a los
    intereses de la supremacía blanca de los estados imperialistas que colonizaron el
    Sur. El movimiento de liberación en la Índia fracasó. Los británicos no fueron
    forzados a abandonar la Índia. Más bien, escogieron transferir el territorio del
    dominio colonial directo al dominio neocolonial8. ¿Qué tipo de victoria permite al
    bando perdedor dictar cuándo y cómo ascenderá el gobierno que ha ganado? Losbritánicos redactaron la nueva Constitución y devolvieron el poder a sus sucesores,
    escogidos a dedo. Avivaron las llamas de la religiosidad y del separatismo étnico
    para que la Índia estuviese dividida, incapaz de lograr la paz y la prosperidad y
    dependiera de la ayuda militar y de otros apoyos de los estados euroamericanos9.
    La Índia todavía es explotada por las empresas euroamericanas (aunque varias
    empresas índias nuevas, mayormente subsidiarias, han participado de este saqueo).
    Y aún se provee de recursos y mercados de los estados imperialistas. En muchos
    sentidos, la pobreza de su gente se ha intensificado y la explotación se ha hecho
    más eficiente. La independencia del dominio colonial le ha dado a la Índia más
    autonomía en algunas áreas, y ciertamente, les ha permitido a un puñado de índixs
    asentarse en el poder, pero la explotación y la privatización de los recursos y de la
    cultura se ha profundizado. Además, la Índia ha perdido una clara oportunidad
    para la liberación significativa de un opresor extranjero fácilmente reconocible.
    Cualquier movimiento de liberación ahora tendría que construirse en contra de
    las desconcertantes dinámicas del nacionalismo y la rivalidad étnico-religiosa,
    para abolir un capitalismo que ya está implantado en el país y un gobierno que
    está mucho más desarrollado. En definitiva, los movimientos de independencia
    demuestran haber fracasado.

    (Peter Gelderloos; “Como la no violencia protege al estado”)

  2. 1) La crisis no es mundial; solamente Occidental. El PIB de los paises que se comienzan a perfilar como futuras potencias han seguido creciendo: China, Brasil, La India, Turquia, Venezuela y sus naciones aliadas, Surafrica siguen creciendo.

    2) El problema del reformismo es importante porque el 15-M, como movimiento respaldado y montado por el sistema mismo tiene como objetivo una reestructuracion de lo que ya fue reestructurado hace 30 anhos durante la llamada Transicion. Como ningun partido politico posee credibilidad alguna ha sido preciso salir con el 15-M. El hecho de que diversos sectores del mismo se esten radicalizando crecientemente no hace sino reforzar esta tesis pues el 15-M es basicamente una probeta. Un experimento para ver hasta donde se puede llegar. Igualmente los movimientos de las Plazas arabes e incluso la guerra de Libia forman parte de una politica similar para que Occidente se gane aliados en el mundo arabe de cara a los mas que probables conflictos mundiales que se avecinan.

    3) Sobre lo emocional esta muy claro que sin libertad de conciencia se presenta como una reivindicacion basica que no puede ser ignorada por mas tiempo.

    4) La gente de Francia son los de la comunidad de Tarnac.

  3. En el caso de la India, la historia cuenta que la gente, bajo el liderazgo
    de Gandhi, desarrolló un movimiento masivo no violento, activo durante
    décadas e involucrado en protestas, desobediencia civil, boicots económicos,
    huelgas de hambre ejemplares y actos de no cooperación para hacer impracticable
    el imperialismo britànico. Sufrieron masacres y respondieron con un par de
    disturbios, pero, en general, el movimiento fue no violento y, después de perseverar
    durante décadas, lxs índixs ganaron su independencia, proporcionando un nada
    desdeñable sello de victoria a la causa pacifista. La historia es, en realidad, algo
    más complicada, en ella muchas de las presiones violentas también llevaron a los
    británicos a la decisión de renunciar. Los británicos habían perdido la habilidad
    de mantener el poder colonial después de perder millones de tropas y un gran
    número de recursos durante dos guerras mundiales extremadamente violentas,
    la segunda de las cuales devastó especialmente a la “madre patria”. Las luchas
    armadas de militantes árabes y judíos en Palestina, desde 1945 hasta 1948,
    debilitaron aún más al imperio británico, e hicieron que constituyera una clara
    amenaza la posibilidad de que lxs índixs abandonaran la desobediencia civil para
    tomar las armas en masa si los ignoraban; este hecho no puede ser excluido como
    un factor determinante para que los británicos tomaran la decisión de renunciar a
    la administración colonial directa.
    Nos damos cuenta de que esta amenaza es aún más directa cuando
    comprendemos que la historia del movimiento de independencia de la India como
    pacifista es un retrato selectivo e incompleto; la no-violencia no fue universal en la
    India. La resistencia al colonialismo británico incluyó la suficiente militancia para
    que el método Gandhiano fuera visto como una de las variadas formas efectivas de
    resistencia popular. Como parte del patrón universal distorsionado, lxs pacifistas
    borran aquellas otras formas de resistencia y ayudan a propagar la falsa historia
    en la que Gandhi y sus discípulos fueron el único timón de la resistencia India.
    Se ignoran importantes líderes militantes tales como Chandrasekhar Azad4, quien
    combatió en la lucha armada contra los colonos británicos; o revolucionarios tales
    como Bhagat Singh, quien ganó un apoyo masivo hacia los bombardeos y los
    asesinatos como parte de una lucha que quería lograr el “derrocamiento tanto del
    capitalismo índio, como del extranjero”5. La historia pacifista de la lucha índia no logra explicar el sentido del hecho de que Subhas Chandra Bose, el candidato
    militante, fuera elegido dos veces presidente del congreso nacional índio, en
    1938 y 1936. Por otro lado, Gandhi fue quizás la figura más singular, influyente
    y popular en la lucha por la independencia índia; la posición de liderazgo que
    asumió no siempre disfrutó del apoyo de las masas. Gandhi perdió mucho del
    apoyo de los índixs cuando “desconvocó al movimiento” tras los disturbios de
    1922. Cuando más tarde fue encarcelado por los británicos: “en la Índia no se
    levantó ni un murmullo de protesta”. Resulta significativo que la Historia recuerde
    la lucha de Gandhi por encima de todas las demás, no porque representara la
    voz unánime de la India, sino por toda la atención que la prensa britànica le dió
    al ser incluido en importantes negociaciones con el gobierno colonial británico.
    Cuando recordemos que la Historia la escriben los victoriosos, otro velo del mito
    de la independencia índia se retirará.
    El aspecto más lamentable de la reivindicación de lxs pacifistas de
    que la independencia de la Índia sea una victoria de la no violencia, es que esta
    reivindicación juega un papel en la elaboración de una Historia que sirva a los
    intereses de la supremacía blanca de los estados imperialistas que colonizaron el
    Sur. El movimiento de liberación en la Índia fracasó. Los británicos no fueron
    forzados a abandonar la Índia. Más bien, escogieron transferir el territorio del
    dominio colonial directo al dominio neocolonial8. ¿Qué tipo de victoria permite al
    bando perdedor dictar cuándo y cómo ascenderá el gobierno que ha ganado? Losbritánicos redactaron la nueva Constitución y devolvieron el poder a sus sucesores,
    escogidos a dedo. Avivaron las llamas de la religiosidad y del separatismo étnico
    para que la Índia estuviese dividida, incapaz de lograr la paz y la prosperidad y
    dependiera de la ayuda militar y de otros apoyos de los estados euroamericanos9.
    La Índia todavía es explotada por las empresas euroamericanas (aunque varias
    empresas índias nuevas, mayormente subsidiarias, han participado de este saqueo).
    Y aún se provee de recursos y mercados de los estados imperialistas. En muchos
    sentidos, la pobreza de su gente se ha intensificado y la explotación se ha hecho
    más eficiente. La independencia del dominio colonial le ha dado a la Índia más
    autonomía en algunas áreas, y ciertamente, les ha permitido a un puñado de índixs
    asentarse en el poder, pero la explotación y la privatización de los recursos y de la
    cultura se ha profundizado. Además, la Índia ha perdido una clara oportunidad
    para la liberación significativa de un opresor extranjero fácilmente reconocible.
    Cualquier movimiento de liberación ahora tendría que construirse en contra de
    las desconcertantes dinámicas del nacionalismo y la rivalidad étnico-religiosa,
    para abolir un capitalismo que ya está implantado en el país y un gobierno que
    está mucho más desarrollado. En definitiva, los movimientos de independencia
    demuestran haber fracasado.

    (Peter Gelderloos “Como la no-violencia protege al estado”)

    Para leer todo el libro pinchar aqui:

    http://www.nodo50.org/albesos/uploads/textos/noviolencia.pdf

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>