Bajas muy importantes sí, las de Kevin Ratsch e Ian O´Leary, pero no suficientes para justificar el desplome brutal que sufrió el equipo del Oviedo Club Baloncesto en el partido que le enfrentó ayer al Basket Mallorca (antes denominado Inca, dirigido en los despachos por Juanito “el lagarto” de la Cruz), en el Municipal de Pumarín.

 

Bajas importantes porque entre los dos ausentes anotan casi 40 puntos por partido, muy importantes porque Ian O´Leary es el jugador más valorado del equipo e importantísimas porque la ausencia de ambos obliga a nuestro querido Tony Tate a jugar en la posición de dos (a no ser que sea una decisión técnica, decisión que sería bastante discutible cuando menos), en la cuál creo que rinde, pero no al nivel que podría hacerlo llevando la manija del encuentro, donde es un auténtico maestro.

Bajas sí, pero no menos importantes que otros aspectos del juego, como la falta de control del rebote -sobre todo defensivo- o los errores en la defensa sobre Green (jugador que como tantos otros esta temporada, sale MVP del Polideportivo de Pumarín), al que en vez de concedérsele la penetración dónde se encontraba más incómodo, se le permitió coger una racha de tiros exteriores que terminaron por dinamitar el partido. Como deduciréis, él es el elegido esta jornada como el protagonista de mi sección “a quién hemos hecho internacional ”

En fin, son cosas estas a mejorar para el siguiente partido si se quiere ganar en Azpeitia al Lan Mobel, dentro de una semana, con jornada entresemana de descanso para el OCB. Tiempo de sobra que esperamos aprovechen para limar  errores y recuperar jugadores, incluyendo a Javier Rodríguez, tan necesario como los dos que faltaban hoy.

Tiempo muerto

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>