A continuación os dejamos la reseña del último partido del Oviedo Basket, hecha por nuestro colaborador habitual “Poli Malo”, que volvió del exilio a tiempo para finalizar la temporada.

Un saludo a todxs y ya sabéis, no existe ningún “Tiempo Muerto” si no lo queremos…cada dos martes de 11 a 12 en RadioQk.

Por Poli Malo
El Oviedo Club Baloncesto venció al Basket Coruña por un apretado 89-82, que le permite asegurar la permanencia sino de manera matemática, al menos si virtual, puesto que quedan 5 jornadas y los rivales de abajo tendrían que ganar todos los partidos que les quedan para poder meter en esa lucha al Oviedo. El partido parecía otro de los tantos partidos del Oviedo Club Baloncesto en estas dos temporadas en LEB Plata ante equipos con más  banquillo y físico que los carballones. La presión a toda pista desde el principio con dos quintetos que mantenían la misma intensidad y efectividad sin que se notara la diferencia entre titulares y reservas  auguraba un partido demasiado largo para los ovetenses, pero contra todo pronóstico y cuando peor pintaban las cosas con 14 abajo en el tercer cuarto, el equipo resurgió con la buena ayuda atrás del nuevo jugador dominicano del club azul Alejo Rodríguez y el acierto en la anotación de un ya recuperado para la causa Howard Brown y un más entonado que otros días Álex González. Todo esto permitió llegar al final del partido a los astures a un final apretado, que en esta ocasión supieron gestionar mejor que el rival y que les permite mirar al final de temporada con una comodidad importante sin grandes retos ni por abajo ni por arriba en la clasificación salvo lograr el máximo de victorias posibles para seguir enganchando a la gente a ir al  Polideportivo Municipal de Pumarín.
Sirva hoy esta noticia para alabar sin que sirva de precedente al técnico del Oviedo Club Baloncesto, que aunque se dejara (quizás más sus ayudantes) algún pequeño detalle sin trabajar, fueron capaces y  no es la primera vez que lo consiguen esta temporada, de superar a un equipo con más plantilla, más rotaciones y más calidad técnica y sobretodo física. Además y por primera vez en las dos temporadas que llevan en LEB Plata, han conseguido remontar un partido que perdían por 14 puntos en el tercer cuarto e imponerse al rival viniendo desde atrás en un final apretado (lo de las no remontadas debe ser un mal endémico de esta ciudad esta temporada, y si no que se lo digan al Real Oviedo, que aún no lo ha arreglado).
Como único dato o detalle a maquillar (quizás pueda parecer un poco tiquis-miquis, pero yo soy así) me gustaría destacar que a falta de algo más de dos minutos para terminar el segundo cuarto y con el equipo auri-naranja con una sola falta en su casillero de faltas de equipo, nadie del banquillo (me dirijo sobre todo a los entrenadores ayudantes, pues su función principal es ocuparse de estos detalles) se ocupó de recordárselo a los jugadores para que estos pudieran subir la intensidad defensiva y cortar en falta en caso de que fuese necesario, alguna jugada que pudiese llevar opción de canasta antes de que fuese demasiado tarde (como ocurrió en dos ocasiones en las cuáles el rival logró dos canastas con adicional, que pudieron haberse cortado con una falta mucho antes de que lanzaran a canasta) puesto que realizando esas faltas y sin estar el equipo en bonus, no daría derecho a lanzar dos tiros libres. Pequeño detalle espero tengan en cuenta en otras ocasiones. Siempre tratando de aportar y no de restar, aquí lo dejo…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>