Basass

La Unión Financiera es el patrocinador de nuestro equipo de Baloncesto favorito, pero ¿Que es la unión financiera? Las malas lenguas dicen (la Nueva España) que es una de las empresas de Asturias más boyantes dedicada al crédito de consumo en unos tiempos en los que el consumo escasea y los bancos nacionalizados se desentienden, pero ¿Que es el dinero? y ¿Que es el crédito?. El dinero es confianza, su raíz es el capital y el capital es toda producción que excede el consumo inmediato, todos entendemos que guardar el excedente para ese abstracto que es el futuro es algo razonable que acumulamos con el único fin de aumentar nuestra confianza. El crédito es el apoyo de nuestra comunidad, la confianza del colectivo en nuestro saberes individuales, esta tarde en Pumarín fallo la comunidad, como demuestras los espacios vacíos de las gradas en una noche donde nos jugábamos algo que en septiembre cuando la liga comenzaba excedía los limites de nuestro consumo inmediato.

Nuestro equipo que venia de encadenar tres derrotas consecutivas donde los rivales habían sido capaces de estrangular todos nuestros saberes individuales se mostró sólido y alerta con un parcial de salida de 10-2 cimentado sobre la irrupción de un soberbio Juan García en ataque y la defensa de un Agustín Prieto imprescindible en este equipo, un jugador que año a año crece y que será determinante en el abstracto futuro que nos espera. Su salida de la cancha coincidió con la reacción visitante comandada por Marius Grigonis en la cancha y la dirección desde la bancada visitante de Quim Costa, un clásico de la economía política de este juego. El 22-21 en el primer cuarto nos dejo satisfechos a todos por el esfuerzo y el buen baloncesto que vivimos que se prolongo en un segundo cuarto igualado en el que el equipo carbayón fue capaz de apurar sus opciones en el poste bajo utilizando la superioridad de Diego Sanchez y Alvaro Muñoz sobre sus pares, mientras el Huesca respondía, con sus armas que son las nuestras (máxima eficacia desde la linea de 3) que nos llevaron a un descanso merecido, donde la confianza estaba intacta y el marcador igualado (38-38).

Puesto que la comunidad implica relaciones y confianza, la moneda es un mediador a través del cual las relaciones y la libertad se multiplican frente a los intercambios no mediados donde el uno hace por el otro y el otro se ve obligado responder en la misma dirección sin la seguridad de la equidad que es un valor imprescindible en un juego colectivo como el baloncesto donde el uno da el máximo por el otro. Toda esta construcción depende de un equilibrio inestable, en el que la comunidad corre el riesgo de escindirse y desaparecer y se convierte en sociedad deformándose, donde emerge el individuo como baluarte y pendón, error, en el que esta cayendo nuestro base Cardenas (a pesar de sus puntos) que hace cuatro partidos que dejo de jugar para el colectivo paralizando todos nuestros ataques y sus intercambios en un segundo tiempo donde las canastas eran un bien muy preciado y escaso. El contraste con Bassas en el puesto de  base es notable, que comando al equipo en la reanudación con un ritmo fluido y libertad de movimientos, pues la salud de este ecosistema reside en que no puede ser planificado y eficiente a la vez sin correr el riesgo de perder el equilibrio ( la intervención de Guillermo en cada ataque puede llegar a ser un freno), quizás esa fuera una de las claves del partido que termino en tablas gracias a una última defensa en la que la grada apretó como siempre y el fallo en los tiros libres de Grigonis (66-66). La prorroga nos mostró nuestras debilidades en el rebote defensivo y el ataque estático mientras Múgica nos cosía a triples, los resultados de la jornada que todavía nos dejan en el quinto puesto de la clasificación y el resultado final 76-84 no nos impedía disfrutar del buen baloncesto de dos equipos que se parecen como dos gotas de agua.

Cuando la comunidad esta por auto-construir y el individuo triunfa la moneda es deuda y el crédito usura. Este equipo no nos debe nada y no podemos exigirles nada que no sea responder a el apoyo de la grada con orgullo y esfuerzo,  en unos play-off de ascenso donde nos sentiremos liberados de la presión que nosotros mismo (los unos a los otros ) nos ponemos, es el vértigo de lo abstracto, el vértigo de las expectativas, la antesala del miedo y el primer paso del pánico que es el primo del riesgo, pero no hay nada que temer este equipo tiene lo que hay que tener y tiene todo nuestro crédito, el de toda la comunidad que ama el BA-LON-CES-TO en esta ciudad ¿Podremos apoyar sin esperar nada a cambio? ese seria el salto de calidad que podemos dar que convierte el futuro abstracto en el presente concreto.

One thought on “La confianza y el crédito. UF Oviedo Baloncesto 76 – 84 Peñas Huesca

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>