Pavlos Fyssas, conocido también como Killah P. fue asesinado en Keratsini (cercanías de Atenas) por miembros del grupo paraestatal Amanecer Dorado.

A pesar del circo mediático montado en torno a la detención de los líderes de esta secta nazi, no debemos olvidar  que todas las acusaciones que salen en prensa estos días (asesinatos y agresiones contra migrantes y militantes políticos, connivencia con la policía) ya eran conocidos y dado a conocer públicamente desde hace años por la gente de los movimientos políticos.

Estas acciones del estado griego no dejan de ser nada más que un lavado de cara, la verdadera lucha antifascista está en la calle, y debe de ir mucho más allá de atacar directamente a los lacayos del capital.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>