“…….Entendemos como objetivo prioritario de la radio libre el de dar la palabra a la gente, es decir, a todas aquellas personas que nunca tienen la oportunidad de expresarse a través de un medio para comunicarse en su verdadero sentido con [email protected] demás.

No partimos de utopías comunicacionales. Cuando hablamos de gente nos referimos a sectores que actualmente están marginados, conscientemente o no, de un proceso comunicativo que también implica a los órganos de expresión de partidos políticos y centrales sindicales.

Como no somos masoquistas ni apóstoles, creemos que una de las pretensiones de la radio es la de divertir a la gente, recuperando todo lo que de placer, juego, fiesta y, por tanto, subversión contiene la diversión de verdad.

Consideramos que el término gente engloba a todos aquellos sectores no afiliados a siglas concretas, políticas o sindicales, pero que luchan dentro de la vida cotidiana.

No tenemos, vaya por delante, una alergia especial a las siglas, pero contamos con suficientes experiencias en espaldas ajenas -es decir, radios libres europeas- para saber que una radio portavoz de un partido o de un sindicato no entra dentro de lo que [email protected] pretendemos.

Esto no quiere decir que cerremos el micrófono a los partidos políticos o centrales sindicales, ni mucho menos. Significa que no queremos ser portavoces de nadie para poder ofrecer de esta manera, con total autonomía e independencia, la palabra a [email protected] [email protected] que no la tienen, por supuesto.Pensamos que la radio libre debe dar contrainformación en un momento en que una pretendida información democrática silencia hechos importantes. También consideramos importante elaborar una radio de provocación, rescatando el término de peligrosas connotaciones policiales o ultras; queremos provocar la palabra, la respuesta, en gente a la que únicamente se le ha enseñado a asentir. Tampoco queremos hacer, los hados nos libren, una radio militante en el sentido ortodoxo del término, es decir, una radio en la cual el emisor se considera en posesión de la verdad y la ofrece al sufrido receptor. Pretendemos encontrar en las ondas un lugar de encuentro y de debate.

Consideramos también que en el interior de la radio no debe existir la división social del trabajo tal como se entiende en el interior de cualquier empresa, es decir, todos deberemos conocer algo del funcionamiento técnico, saber leer una noticia o mantener una entrevista. Y cuando nos referimos a la gente que se inscribe en el marco de la lucha por un cambio total, consideramos que no es ésta una radio para dar a conocer los diferentes sectores de estos movimientos: feministas, gays, antimilitaristas, ecologistas, etc., sino una radio en la que participen estos movimientos para dar un sentido global de la vida a [email protected] oyentes. Creemos que así la radio puede servir para exponer y difundir prácticas autónomas que existen y para ser un lugar de encuentro de los propios movimientos.

Esta debe ser una radio desmitificadora, incluso de ella misma, y de crítica constructiva, afectuosa y, por lo tanto, dura del propio movimiento. ¡Nada de ombligos felices! es nuestro lema.

Es necesario dejar bien claro, como no queremos utilizar la manipulación de los grandes medios de información, que uno de nuestros objetivos es la subjetividad total. Que nadie se extrañe.

Y finalmente debe ser la radio que invite a la comunicación al margen de la propia radio, es decir, que potencie lugares de encuentro entre los diferentes sectores y las diferentes personas.

Teniendo en cuenta que la legislación radiofónica determina la posesión de los medios a los grupos políticos y económicos dominantes -los cuales regulan la información a favor de sus intereses- las radios libres observamos la necesidad de un ordenamiento de frecuencias en el que estemos incluidas…..”

www.radioklara.org

 


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>