Oviedo 63-78 Andorra

 El Andorra gana cómodamente en la pista del Oviedo. Este joven equipo está en la cabeza de la tabla. Y es por algo. Puede ser que son un equipo con un banquillo largo en el que los cambios de titulares apenas se notan. Nada que ver con el típico equipo sustentado por tres jugadores que estamos acostumbrados a ver en Pumarín.

Un equipo compensado en todos los aspectos del juego y con un entrenador que sabe hacer cambios y motivar a un equipo en sus deficiencias. Desde luego por lo visto en Pumarín si alguien se merece subir a leb oro ese es el Andorra.

Después de unas cuantas semanas, al Oviedo lo hemos visto peor que antes. Parecía un equipo recien comenzada la temporada buscando su juego. La falta de Howard se nota. No hay penetraciones efectivas. Le Du se convirtió en el tirador del equipo y evito que la derrota fuese más abultada. Pero la falta de ideas ofensivas era patente. Solo los postes locales estaban jugando al buen baloncesto que tiene el Oviedo. Pero si reciben en triple o si no les llegan balones, es como si no estuvieran.

Para ganar a un equipo mejor que el tuyo la clave es “tener más puntos que él al final del partido”. Alfredo Riera se debió de olvidar de este pequeño detalle. Una defensa blanda que comete menos faltas que su oponente y unas cuantas en ataque. Una defensa 3-2 que funciona y que quita sin motivo. Un final de partido con una diferencia de 10 puntos y que renuncia a hacer faltas para paralizar y buscar el milagro. Joder, Alfredo no confías en tu equipo.

Mencionar la entrada en el Oviedo de un nuevo base que aunque no tiene mucha calidad anotadora al menos tiene corazón y ganas de ganar. Y otra cosa es la pregunta que a este redactor le asalta siempre que va a ver al Oviedo Baloncesto. ¿De quién es hijo Agustín Prieto? Acaba todos los partidos con una valoración negativa, es más malo que el hambre y sale de titular todos los partidos.?¿?¿?¿

De todas formas el Oviedo es nuestro equipo y un club excelente. Espero que estas crítica sean entendidas desde la intención de que todos mejoremos y que la equivocación no es sólo privilegio del baloncesto.

Un saludo desde la redacción de Tiempo Muerto de Radio QK.

 

OVIEDO 64-69 GANDÍA

Crónica del la derrota del Oviedo Baloncesto

Patido flojo del Oviedo Baloncesto. Flojo de acierto en el tiro, flojo de intensidad defensiva y flojo por perder ante un equipo peor pero que supo jugar sus cartas.

El Oviedo fue a remolque todo el partido. Parecía que en cualquier momento iba a despegar y se iba a ir con facilidad. Pero se llega a los tres últimos minutos por debajo y el continuo desacierto bajo los aros culminó con la derrota.

Vistos los resultados de esta temporada este partido debe ser similar al juego del Oviedo fuera de su cancha, derrotas de más de diez puntos. Y es que estábamos mal acostumbrados, nos gusta ganar y en casa más.

Quedan en la memoria destellos de calidad como la entrada con intento de machaque de nuestro mormón favorito Bryan Le Du. O la buena actuación del joven Alejandro. Pero al que hay que echar la bronca por lo sucedido ha de ser al entrenador ovetense Alfredo Riera. No ha sido capaz de leer el partido. Su sistema es muy estable y cada vez está más ajustado, pero hoy pecó de falto de juego exterior. Pero lo que más falla es la lectura del contrario, es decir el juego estratégico.

Hay que ver las debilidades del oponente y aprovecharse de ellas. El oponente tenía muchas debilidades, pero desde luego no el juego interior. Sus tres jugadores interiores soportaron la victoria de su equipo.

Sobre todo Uchena que podríamos decir que ganó el partido pese a que los tres entrenadores rivales le tuvieron en el banquillo más de veinte minutos. El oponente tenía un banquillo corto con unos titulares que jugaron todo el partido y apenas se cargaron de faltas.

¿Cómo aprovecharse? Rapidez, penetraciones y mucho ritmo que les haga llegar agotados y llenos de faltas al último cuarto y que no puedan defender en condiciones.

Así y todo fué el pésimo acierto en tiro lo que nos derrotó. Será el descoloque que estas fiestas tienen en la rutina del año.

Se siguen viendo muy buenas maneras en el Oviedo Baloncesto y esperamos más de nuestro equipo carbayón. Esperemos que este año 2012 todos seamos felices y que el Oviedo Baloncesto sea parte de esa felicidad.

Un saludo y gracias al OCB por el buen trato que nos dispensa.

 

   Tiempo Muerto.

Mañana Martes a partir de las 12:00 en las ondas libres de  Radio QK.

Crónica de una victoria Oviedo79-67Ávila

En 1910 el famoso Lawrence de Arabia terminó su tesis en la Universidad de Oxford. Llevaba por título Los Castillos de las Cruzadas. A lo largo de su vida ayudó a un grupo de nómadas del desierto a quedarse con los pozos petrolíferos más grandes del mundo enfrentándose a Ingleses y Turcos. Algo debía saber este señor sobre la defensa.

 

Y es que en toda la historia de la guerra, pocos elementos ha habido tan buenos para la defensa como el castillo. Y esto es lo que ha debido pensar Alfredo Riera a la hora de plantearse el partido. Contra las murallas de Ávila, el castillo de Oviedo.

 

Pero como Lawrence de Arabia necesitas mucho orden y mucha disciplina para no ofrecer aperturas por las que penetre el enemigo. Si uno falla , el castillo cae. Así se debieron sentir los jugadores del Oviedo Basket desde el momento que perdieron la caraja inicial. Como parte de un castillo. Y así se pusieron por delante en el marcador.

 

Y los arqueros convertidos en lanzadores de 3 puntos hicieron de las suyas y desgastaron las murallas abulenses. Pero la gentes de Ávila saben de la constancia y el tesón, y no perdió la esperanza en ningún momento. Fue así como a pocos minutos del final bajaron la frontera psicológica de los 10 puntos y dieron un susto al respetable que ya veía ganado el partido y disfrutaba de un relax en el sofá de casa.

 

Un partido excelente. Un Oviedo que ha terminado de conjuntarse. Que sabe de lo de jugar en equipo. Que sabe ir con el marcador en contra y con el marcador a favor y que no se ha puesto nervioso en ningún momento. Un rebote ofensivo que metia miedo y un gran equilibrio dentro-fuera.

 

Y para ser tan puntilloso como los árbitros con los pasos unas cuantas pegas: un tiro libre malo, una defensa en zona mala y por dios que alguien enseñe a nuestro chicos a trabajar para recibir.

 

Un saludo a todos los aficionados desde Tiempo Muerto. Radio QK.